Material y sus significados - Diccionario Javier F. Becerra

Por Javier F. Becerra    2020-04-15

La palabra "material" utilizada como sustantivo, tanto en español como en inglés, tiene un significado similar en ambos idiomas y aun cuando la pronunciación es diferente, presenta pocas dificultades para su traducción. Hace referencia a aquello que se emplea para hacer o fabricar alguna cosa; por ejemplo, un escritorio tradicionalmente es de madera, pero también puede ser de acero o de una combinación de plástico duro con partes de fierro, que son los materiales que lo integran. Aun cuando el significado es el mismo, puede haber diferencias en la forma de expresión, sin que ello altere la esencia del vocablo.

En inglés se hace referencia a raw materials, es decir, materias primas que son necesarias para la fabricación de uno o varios productos; en la industria de la construcción se mencionan building materials para referirse a los materiales de construcción necesarios para la realización de obras y a material handling products para productos necesarios para el manejo de materiales. En sociedades mercantiles, se hace referencia proxy materials, para identificar el material informativo que el consejo de administración de una sociedad anónima bursátil envía cada año a los accionistas registrados, en preparación de la asamblea anual de accionistas para la aprobación de la información financiera del ejercicio anterior y la elección de consejeros para el nuevo ejercicio.

Cuando el mismo vocablo se utiliza como adjetivo, en español, claramente hace referencia a lo material, es decir, a lo que tiene una realidad física, en oposición a lo espiritual, o bien a lo corpóreo, o sea, algo que afecta al cuerpo o a los sentidos. Así se habla del autor material del delito, para referirse a la persona que físicamente ejecuta una conducta contraria a la ley penal, en contraposición con el autor intelectual del delito, que es la persona que planea y da las instrucciones necesarias a otros para que sean éstos quienes las lleven a cabo en la práctica.

En inglés, sin embargo, utilizado como adjetivo la palabra material tiene dos acepciones: la primera, que coincide con la que se le atribuye en español, por ejemplo, en material goods, que son los artículos o productos que tienen una sustancia sólida, ya sea madera, plástico, papel, fierro u otros metales.

La segunda, que si es extraña al idioma español, hace referencia a aquello que es esencial, importante, sustancial o significativo y que generalmente implica una consecuencia de tipo legal. Así se habla de material non-public information para referirse a información importante que no es del conocimiento público, especialmente del público inversionista, misma que puede afectar significativamente sus decisiones de compra o venta de acciones, bonos u otros títulos valor en el mercado bursátil.

Desafortunadamente este segundo significado tiende a ser traducido literalmente por algunos traductores, intérpretes, abogados y, en especial, contadores, para quienes la aceptación incondicional del vocabulario estadounidense utilizado en su profesión, les hace suponer que se trata de un término aceptado por todos, sin darse cuenta de las incongruencias y disparates que generan.

Por ejemplo, es común en los dictámenes de auditores que se presentan cada año a los accionistas encontrar la siguiente frase en inglés o una similar y su equivalente en español:

The balance sheet and income statement as of the close of the immediately preceding fiscal year fairly present the financial condition of the company in all material respects as of such date.

Lo que traducido literalmente resulta en:

El balance y el estado de resultados al cierre del ejercicio social inmediato anterior presentan razonablemente, en todos los aspectos materiales, la posición financiera de la empresa a esa fecha.

Es de tal manera desacertada esa traducción, que da la impresión de que lo que se revisó fueron los muebles e inmuebles de la empresa, pero no sus operaciones ni su contabilidad. Una traducción correcta sería la siguiente:

El balance y el estado de resultados al cierre del ejercicio social inmediato anterior presentan razonablemente, en todos los aspectos sustanciales, la situación financiera de la empresa a esa fecha.

Otros ejemplos de este contrasentido en su traducción literal los encontramos en las siguientes frases del vocabulario jurídico:

- Material adverse effect - efecto material adverso, en vez de: efecto substancial adverso.

- Material contracts and undertakings - contratos y compromisos materiales, en vez de: contratos y compromisos importantes.

- Material default of a contractual obligation - incumplimiento material de una obligación contractual, en vez de: incumplimiento sustancial de una obligación prevista en el contrato.

- Material breach of a representation - incumplimiento material de una declaración, en vez de: declaración inexacta importante.

- Material fact – hecho material, en vez de: hecho importante

- Material witness – testigo material, en vez de: testigo importante

- Materially defective check – cheque materialmente defectuoso, en vez de: cheque sustancialmente alterado, cheque falso o cheque endosado fraudulentamente

Estos son sólo algunos ejemplos de esta práctica incorrecta y absurda, normalmente debido a la arraigada práctica de traducir literalmente lo que parece ser igual y la falta de acuciosidad de las personas que así actúan para investigar su verdadero significado en español, cuya consecuencia es la grave deformación de nuestro idioma.

Cualquier duda favor de dirigirla al autor en el espacia que aparece a continuación.

Javier F. Becerra

Sobre el autor

Javier F. Becerra es egresado de la Escuela Libre de Derecho de la Ciudad de México, donde recibió su título de abogado el 6 de junio de 1967. Realizó estudios de posgrado como miembro del Trinity College, en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, en la especialidad de derecho comparado. Ha laborado por más de 40 años en el despacho Basham, Ringe y Correa de la Ciudad de México, primero como asociado y después como socio; durante varios años formó parte del comité de administración de la firma y, de 2000 a 2003, fungió como socio director.

Deja un comentario

Archivo de Blog